4 noviembre, 2010

Estrategia de reducción de tintas

Sea cual sea el modelo utilizado para la compra y el uso de tintas para impresión, siempre debe controlarse la recepción, el consumo y las pérdidas de tinta en el proceso. Para reducir los costos en este sentido, es necesario implementar un control riguroso de recepción de tintas y solventes, con el fin de garantizar uniformidad en los lotes y cumplimiento de los parámetros de calidad requeridos.

Hay que tener en cuenta que mientras más delgada sea la película de tinta aplicada sobre el sustrato, mayor será la velocidad de impresión, más pequeña la ganancia de punto, menor la presencia de fallas (borrones, manchas, salpicaduras, etc.) y más bajo el consumo energético. También, es más pequeño el impacto en los costos de fabricación, lo que resulta muy relevante.

Es importante reconocer que gran parte del desperdicio de tintas se debe a la contaminación de las mismas durante el inicio del trabajo. Deben limpiarse los accesorios y piezas de las máquinas impresoras de una manera profunda, dado que los vestigios de suciedad se mezclan con las tintas y hay una contaminación del color, especialmente las tonalidades más claras (amarillo, naranja y blanco), lo que lleva a cambiar las tintas por otras nuevas y frescas. La solución de limpieza ideal es una ecológica, que cumpla con los parámetros requeridos y sea eficiente, logrando eliminar las repeticiones innecesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>