Archivo de la etiqueta: gestion tintas

27 julio, 2011

Cómo ahorrar dinero en tinta

Fuente: iccink.com

El ahorro es algo que siempre se tiene en mente a la hora de producir un trabajo impreso. Para ahorrar en materias primas existen varias acciones, unas buenas y otras no tanto. En lo que se refiere específicamente a las tintas, es recomendable probar un conjunto de éstas por al menos treinta días en la prensa en la producción; este plazo de tiempo es el justo para detectar problemas con la calidad.

Una vez que se decide qué tinta usar, se deben considerar ciertos factores. Hay que fijarse en cómo está empacada la tinta y qué tamaño puede usarse eficientemente. Entre más pequeño sea el contenedor, por lo general, más alto es el precio.

Si se usan grandes cantidades de tinta, ¿se pueden aceptar tambores, bolsas o bombas de tinta? Tener esto en cuenta no sólo ahorra packaging, sino que reduce desperdicios; el desperdicio generado por las bombas de tinta es poco, dado que es un sistema sellado. Si no se usan grandes cantidades, debe  tenerse en cuenta la compra de frascos.

La tinta vieja es tinta mala. Es muy importante comprar tinta cuyo empaque especifique la fecha de fabricación. También, se debe buscar ayuda con el fabricante en cuanto a la estimación del consumo de tinta y el control de la intensidad de la misma. Por otro lado, la manera más fácil de mantener los costos de tinta bajos es reducir la cantidad de pigmentos.

7 febrero, 2011

Cómo utilizar tintas de manera sostenib...

Fuente: paraquesirve.net

A pesar de que definir la sostenibilidad, biodegradabilidad y compostabilidad de las tintas y recubrimientos es un asunto muy complejo, los impresores pueden realizar ciertas acciones para examinar y tratar de mejorar la sostenibilidad de tintas y revestimientos de sus productos.

Se debe revisar si pueden utilizarse tintas base agua en la aplicación que se maneje. Hay que escoger, en lo posible, tintas bajas en compuestos volátiles orgánicos (VOCs) y en hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAPS). También, es necesario reducir el espesor de la película de tinta e imprimir con tintas más fuertes y que consuman menos materiales; esto permite que la impresión se seque con menos energía de consumo.

Así mismo, es primordial hacer un óptimo manejo de inventario de devoluciones de la prensa para disminuir la cantidad de tintas que se desechan. Hay que ordenar o suplir la tinta suficiente para el trabajo; demasiada tinta para una orden de impresión resulta, casi siempre, en desperdicio. Al finalizar el trabajo es recomendable lavar las tintas que quedan en la prensa.

Es necesario monitorear el implemento de aditivos para asegurar que las tintas no sean alteradas y se vuelvan inservibles para tiradas actuales o futuras. De igual forma, hay que verificar que las tintas se almacenan correctamente para que su calidad no se vea afectada; los recipientes usados para este fin deben tener las tapas bien cerradas. Las tintas deben almacenarse en interiores y a temperaturas moderadas.

Por último, hay que reciclar las tintas sobrantes y deshacerse de los materiales en la forma más ecológica posible. La clave está en reducir la cantidad de materiales utilizados y su desperdicio; de esta manera, las operaciones y productos serán más sostenibles, a la vez que se reducen costos.